ANCESTRAL ACEITE DE COCO ORGÁNICO


La Hora

Desde su hogar Luis Banguera y su esposa Jolanda Castillo ofertan la sabiduría y ancestralidad medicinal del aceite de coco. La receta la aprendieron de sus abuelos y la combinaron con técnicas de las generaciones contemporáneas.


El aceite se obtiene a partir de la fruta, por ejemplo para un litro de aceite se necesitan aproximadamente 15 cocos, cuenta Luis.


Entre sus múltiples beneficios ayuda a reducir el colesterol dañino del cuerpo, mejora la digestión, favorece la pérdida de peso, fortalece los huesos, aumenta la energía y controla el azúcar de la sangre.


Abuelos conocen la receta pero no la preparan por el tiempo y esfuerzo que demanda, primero se pelan los cocos, luego se parten y rallan, se prensan para sacarles el extracto. Después se licúa con un poco de agua y se lo lleva a la nevera para que las grasas se separen del agua.


Esto toma un día. Al siguiente, la matrona debe sacar toda la grasa y condensarla en una sola capa gruesa, para expandirla en una batea y cocinarla a fuego lento, por un periodo de dos horas.


Aunque su costo no se compara a un aceite común de tienda, Luis y su esposa buscan llevarlo a restaurantes gourmets. Su precio varia entre 2, 5, 13 y 25 dólares por frasco.


Adicional tiene muchos usos, no solo es alimenticio. Es usado como exfoliante para el rostro o para mantener un cabello lindo y sedoso. Jolanda comenta que también funciona como desmaquillante natural, combate el sarpullido, elimina la resequedad de la piel y disminuye las estrías.


Sin duda una tradición que debe continuar con las nuevas generaciones para poder ser conservada en el tiempo y se logre exportar.

6 vistas