DON OLIVO, ESPECIALISTA EN GUITARRAS DE CONCIERTO

El maestro ha ganado fama internacional. Se especializa en guitarras de concierto, acústicas y eléctricas, así como bajos eléctricos y requintos. Con apenas ocho años de edad se inició en el oficio de concentrar acordes y sonidos, lleva trabajando más de seis décadas en la fabricación de instrumentos de cuerda. Luthier Chiliquinga Olivo es un artesano originario del cantón de Píllaro (Tungurahua).


El artesano aprendió el oficio de su padre Segundo Emilio Chiliquinga Carrillo. “Estaba en quinto año de escuela y mi padre me preguntó si me gustaría aprender esta profesión. Le dije que sí, porque me hacía falta dinero para alquilar bicicletas que eran mi ‘vicio’ ”, dice el Luthier. Tuvo completo apoyo de su padre y desde muy joven empezó a viajar por varios países para perfeccionar la selección de la madera y conocer las distintas técnicas de fabricación de guitarras. Fue así que consiguió en 1973 inaugurar en Canadá la factoría “Olivo Guitars”, posicionándose en la fabricación de bajos y guitarras eléctricas.


La fama del artesano ha trascendido fronteras. Sus guitarras han llegado a manos de famosos nacionales e internacionales. Las guitarras de Don Olivo han competido en sonido con las marcas más sofisticadas del mundo como la española Ramírez y la Kohno del Japón. Además ha exportado a países como EE.UU. y Canadá.


Un artesano lleno de orgullo de su herencia ecuatoriana, que aprendió el oficio con mucho amor y dedicación para la creación de guitarras y ha demostrado al mundo el gran potencial que existe en el país.


4 vistas