EL JUCHO, BEBIDA DULCE Y REFRESCANTE


La Hora

La gastronomía del pueblo indígena Puruhá en Chimborazo es muy sobresaliente, ellos mantienen la tradición de una alimentación ligada a los productos que provienen de la tierra, por esto, su nutrición está basada en cereales y hortalizas.


El jucho es una bebida autóctona de los indígenas que ha trascendido en el país, cautivando los paladares. Es elaborada a base de productos que se obtienen en la zona por temporada como el capulí y el durazno.


El ‘Atlas Alimentario de los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes del Ecuador’ menciona que, por lo general, era preparada en la fiesta del Pawcar Raymi (marzo) como símbolo de agradecimiento a la Pachamama por las cosechas y la fertilidad de la tierra.


Los puruháes conservan el idioma kichwa; su identidad y costumbres se mantienen a través de las fiestas y tradiciones heredadas por sus ancestros. Según sus creencias, las montañas nevadas son sus dioses protectores y guardan un gran respeto hacia la Pachamama, quien provee el alimento.


Existen ciertas variaciones del jucho, pero aun así, es considerada una de las recetas tradicionales de Chimborazo. La bebida se sirve y prepara en febrero, hoy en día es considerado un postre y es muy típico en la época de carnaval en Riobamba.


Una deliciosa tradición de temporada que resalta los productos provenientes de la tierra, sin duda, vivimos en un país de abundante riqueza natural.

32 vistas