UN ECUATORIANO GANA EL PREMIO INVENTOR DEL AÑO 2018




La polución plástica es una realidad a nivel mundial que genera graves problemas ambientales, económicos y sociales. Cada año, 13 millones de toneladas de desechos plásticos van a dar a los océanos y por eso se estima que en el 2050 habrá más plásticos que peces en los mares.

Consciente de esta amenaza para el planeta, el ecuatoriano Inty Gronneberg ha desarrollado tres prototipos que se enfocan en evitar que la basura de los ríos llegue hasta los océanos, en recoger los desechos de las fuentes de agua y en monitorear los microplásticos.

Estas creaciones hicieron que el joven de madre ecuatoriana y padre noruego, se haga acreedor del reconocimiento de Inventor del Año 2018 en América Latina, otorgado por MIT Technology Review, la revista tecnológica más antigua del mundo.

Inty empezó a desarrollar sus creaciones hace dos años como parte de sus estudios de doctorado en el Imperial College London y su deseo es poder aplicarlas en principio, en las islas Galápagos.

“Azure” es el nombre de una de las creaciones de Inty junto a dos compañeros. Se trata de una barrera que se coloca en los ríos para recolectar plásticos superiores a los 5 centímetros con el uso de turbinas que generan energía mecánica, con una capacidad de extracción de 80 toneladas por día.

Por esta segunda creación, el gobierno británico les otorgó un premio monetario de casi 800 mil dólares para que puedan optimizar la tecnología y lograr implementarla.

Así es como el ecuatoriano de 34 años vive una lucha diaria contra los plásticos y ha ofrecido una serie de alternativas para ayudar a frenar un problema que está en manos de todos los habitantes del planeta, ayudar a resolverlo.

74 vistas